4amestudio

Comunicabras

In Uncategorized on 22/02/2015 at 12:43 am

Gracias a una acción publicitaria relámpago en la que he tenido el gusto de participar y de la que los socios nos sentimos muy orgullosos de haber puesto en marcha, he visto que nuestro trabajo, más que un medio directo para hacer ganar dinero al cliente, es una herramienta para ponerlo en posición de ventaja a la hora de negociar ANTES de ganar dinero.
Y por eso ahora se llama comunicación.

Cansado

In Uncategorized on 04/12/2014 at 11:38 pm

Cansado de ver cómo se ayuda a quien se rinde y ni se mira a quien lucha, de ver cómo se le tiende la mano a quien se ha dejado hundir y se vomita sobre quien nada en aguas turbulentas para no ahogarse. Cansado del altruísmo galerista que solo busca su recompensa onanista.

¡Plof!

In #educación, #reflexión on 04/12/2014 at 11:34 pm

El llamado “emprendimiento” se está convirtiendo en una burbuja que nos explotará en la cara precisamente porque los que lo venden no son emprendedores, da la impresión de que son los mismos aprovechados que se suben a la espuma de una ola importante que no quieren cabalgar por incapaces de verla en su totalidad. Suenan como aquellos que te daban cursos de diseño de páginas web sin sentido práctico ni empatía emocional. No promueven la independencia, no te guían en tu crecimiento personal intrínseco al paso de crear tu propio trabajo, no te advierten de si estás preparado para embarcarte a “emprender” porque no saben de qué están hablando si no sale en su libro, ese que a ojos del novato suena a himno de equipo de fútbol pero que para el auténtico emprendedor no son más que palabras vacías en un blog copiado/pegado. Parece que siguan los mismos formatos y pautas formales de siempre desde su autopromocionada posición superior, donde la diferenciación y la crítica se siguen castigando por advertirse como inapropiada estupidez, expulsando de la tribu a quien vea un camino distinto, y así, con estas formas, lamentaremos perder el brillo de un futuro beneficioso para todos en general por haber matado la proactividad de la que estamos tan necesitados para poder hacer que las conductas empresariales cambien. ¿Queremos volver donde estábamos? Yo no. Pero parece que así va a ser. Si es que realmente se quiere conseguir algo, debemos tomar en serio la selección de los formadores que estén verdaderamente implicados en su labor. No es solamente el temario, es la actitud.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: